Supervise de forma remota equipos de escritorio, portátiles, servidores y dispositivos móviles con diferentes sistemas operativos y plataformas

Cualquier solución de administración y supervisión remotas tiene que ofrecer una visión completa a los ingenieros y ser fácil de usar. El sistema debe permitir el control de cualquier elemento prácticamente en tiempo real, con el fin de evitar las incidencias cuando tienen un tamaño controlable y antes de que se conviertan en problemas graves.  SolarWinds® Remote Monitoring & Management (MSP RMM)  le permite supervisar en tiempo real y de forma remota todos sus dispositivos, con el fin de que pueda garantizar el orden incluso en los entornos de servicios informáticos más caóticos.

Mantenga el buen estado de su entorno

  • Alertas: reciba notificaciones diarias sobre la disponibilidad de dispositivos, rendimiento y estado de seguridad y copia de seguridad.
  • Comprobaciones de rendimiento: realice fácilmente comprobaciones del estado del hardware y el software en estaciones de trabajo, servidores y dispositivos de red en múltiples ubicaciones de trabajo.
  • Supervisión en materia de seguridad: controle el estado del análisis antivirus, los errores en los registros de eventos y muchos más elementos.

Supervise cualquier elemento

  • Compatibilidad con Windows, Mac y Linux: a diferencia de otros programas de software de supervisión remota, que se centran en una única plataforma, MSP RMM le permite mantener un seguimiento de las estaciones de trabajo y los servidores de diferentes plataformas y sistemas operativos, entre los que se incluyen Windows, OS X y varias versiones de Linux.
  • Monitoreo del rendimiento de la red: la función SNMP le permite controlar los dispositivos de red, lo que incluye servidores, impresoras, routers y conmutadores.
  • Supervisión de dispositivos móviles: detecte, importe y monitoree dispositivos de red críticos con SNMP, como firewalls, enrutadores, impresoras y conmutadores.
  • Supervisión de máquinas virtuales: realice comprobaciones de todas las sesiones virtuales y máquinas virtuales bajo su control.

Mantenimiento proactivo

  • Mantenimiento en segundo plano: solucione problemas mediante el uso de líneas de comando remotas y scripts personalizados, y gestione procesos y servicios del sistema. Todo ello sin que afecte a los usuarios y sin generar periodos de inactividad.
  • Ventanas de mantenimiento: programe los periodos de mantenimiento para que se ejecuten en aquellos momentos en los que no afecte a la productividad de los empleados y en los que no se generen falsas alarmas por periodos de inactividad.
  • Permisos y roles individuales: establezca reglas claras para regular quién puede acceder a los datos y a los sistemas en función de su rol en la organización.
  • Automatización y acciones masivas: estandarice sus comprobaciones, normas y tareas en todos los sitios, servidores y estaciones de trabajo. Ejecute acciones con facilidad en cientos de dispositivos mediante acciones masivas.